Consejos

¿Qué reformas desgravan en el IRPF?

Hoy vamos a ver cuáles son las reformas que nos ayudarán a desgravar en el IRPF. Hay que tener en cuenta que la reforma supone un gasto elevado, por lo que hay que ver si podemos ahorrarnos algo de dinero en la desgravación del IRPF.

¿Qué reformas pueden desgravar?

Si tenemos en cuenta el real decreto ley 6/2010 de 9 de abril, podemos ver que las reformas que están destinadas a la mejor de la eficiencia energética se pueden desgravar del IRPF. Pero también se pueden desgravar las reformas que van dirigidas a mejorar la higiene, salud, protección del medio ambiente, uso de las energías renovables, seguridad y también las que van dirigidas a mejorar la accesibilidad a la vivienda o edificio.

Hay que tener en cuenta que las desgravaciones no solo van dirigidas a viviendas particulares, sino a edificios a excepción de las zonas comunes, las cuales no están incluidas. Es decir, por ejemplo la reforma de la piscina o plazas de garaje no se incluyen en este apartado. Esto supone que estas reformas no se pueden incluir en el apartado para desgravar.

Plan estatal de vivienda 2018 2021

Pero las leyes evolucionan. Como nos comentan desde Matmap, el nuevo plan de vivienda ha obtenido actualizaciones. En el nuevo plan de alquiler y compra adquirir se apuesta mucho por la compra, pero también se apuesta por apostar por las reformas de vivienda a través de desgravaciones. Dentro de este plan podemos encontrar diferentes programas.

  • Ayudas al alquiler.
  • Subsidiación de préstamos convenidos.
  • Ayudas a las personas en situación de desahucio.
  • Fomento de la mejor de la eficiencia energética y sostenibilidad.
  • Fomento del parque de vivienda en alquiler.
  • Fomento de la conversación para la mejora del acceso a la vivienda.
  • Ayuda a los jóvenes.
  • Fomento de la regeneración y renovación.
  • Fomento de viviendas para personas mayores.

Ahora que ya conoces cuales son las cosas que te ayudarán a desgravar en el IRPF, es importante que te asegures que la reforma que vas a realizar entra en el apartado de la ley, recordando que si está fuera luego no podrás solicitar la desgravación que estás solicitando.

Normalmente no vas a tener problemas si la reforma va dirigida a la conservación, seguridad y accesibilidad del inmueble. Por ejemplo, si tienes que reparar una fachada, una cubierta o estructura, podrás desgravar sin problemas. También se puede incluir la instalación de nuevos ascensores, pero antes hay que demostrar que la mejora era necesaria y ver que realmente la desgravación es posible. Siempre tienes que cumplir los requisitos necesarios y así poder ver si realmente puedes acceder a esas ayudas económicas.

Si piensas en el medio ambiente y quieres que la vivienda tenga una mayor eficiencia energética, también podrás solicitar las ayudas económicas. Teniendo en cuenta el plan estatal de vivienda, podemos ver como las mejoras en eficiencia energética también ofrecen ayudas para conseguir fomentar la energía limpia y reducir el consumo. Es importante que la sostenibilidad se puede buscar en edificios como en viviendas unifamiliares. Para evitar problemas, siempre hay que solicitar un informe previo que nos garantice que podemos optar a esas ayudas.

En este caso puedes solicitar la ayuda para mejorar la envolvente térmica, instalar calefacción, cambiar las ventanas, incrementar la eficiencia energética ya existente. Como siempre suele suceder, para disfrutar de esas ayudas siempre hay que cumplir una serie de requisitos. Si no se cumplen los requisitos mínimos no se podrá acceder a las ayudas, de aquí que no todo el mundo tenga derecho a las mismas.

Normalmente se suele exigir que la vivienda sea anterior al 1996, la vivienda sea el domicilio habitual y se deberán presentar informes. Si tienes dudas, siempre tienes la opción de ponerte en contacto con las autoridades oportunas para resolver cualquier tipo de duda y así hacer números antes de realizar la reforma.

Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter