Consejos

¿Comprar o rentar vivienda en México? Pros y contras de ambas opciones

¿Estás pensando en comprar o rentar una vivienda en México? En esta guía te vamos a dar todos los consejos y la información de la que disponemos para que conozcas los pros y los contras de las dos opciones para que puedas elegir por ti mismo sabiendo que cada opción tiene su lado bueno y su lado malo, debiendo de comprobar cuál es la que tiene más probabilidades para ti.

¿Cuáles son los datos actuales de la vivienda en México?

Cuando revisamos los datos de hace una década, es cierto que parece ser que los jóvenes están más dispuestos a rentar una vivienda en México que apostar por una compra, habiendo subido el porcentaje de personas que optan por pagar una renta mensual que tener un terreno y una vivienda en propiedad.

Como hemos dicho en la introducción, tanto la compra, es decir, pasar a ser propietario de una casa o departamento, como el convertirse en arrendatario tiene sus más y sus menos, y en este artículo queremos que conozcas todo al detalle.

Ventajas de comprar una vivienda en México

Vamos a empezar hablándote de comprar una casa o departamento en México. Cabe destacar que en estos casos, según las dimensiones del terreno y de la vivienda, el precio puede subir más, variando también esta cifra debido a la ubicación de la casa. Es decir, no es lo mismo que seas propietario en pleno centro de una gran ciudad, que, por ejemplo, desees vivir a las afueras del centro ya que estos parámetros van a variar bastante el coste final de la vivienda. Como nos comentan en Lamudi, comprar una casa que se encuentra a las afueras de una ciudad o en el perímetro puede parecer una opción poco acercada, pero si piensas que puedes tener un departamento mucho mayor, con más metros cuadrados e incluso en barrios mucho mejores que los que se pueden encontrar en el centro, merece la pena, aunque tengas que coger todos los días el autobús o el coche para ir a trabajar, comprar o incluso para llevar a los niños al colegio. En el caso de que quieras comprar una vivienda en el centro, quizás el precio pueda subir algo más y las dimensiones sean más pequeñas, pero por ejemplo, evitarás el gasto de la gasolina o del transporte público.

A la compra de un departamento tenemos que incluir el hecho de que muchos consideran y nosotros estamos de acuerdo que se trata de una muy buena inversión, ya que bien es cierto que tendrás que pagar una hipoteca que en ocasiones puede ser bastante costosa, sin embargo, el día de mañana, aquello que has estado pagando te pertenece y con esta vivienda podrás hacer lo que te apetezca, o bien dejarla de herencia a tus hijos, rentarla o venderla para recibir de nuevo estos beneficios que has invertido.

Ventajas de rentar una vivienda en México

La principal ventaja que tiene rentar una casa según los especialistas es que no te sientes ahogado por una hipoteca, a pesar de que también tendrás que estar pagando una cuota todos los meses, sabes que, cuando sientas que no puedes pagar o has encontrado otra cosa mejor o incluso, como ocurre con muchas parejas, cuando te separas de ella, quieres volver a casa de tus padres o a otro departamento más pequeño puedes hacerlo sin que pese sobre ti la hipoteca del banco.

El motivo por el que las rentas hayan subido drásticamente en México está relacionado directamente con el hecho de que cada vez hay más incertidumbre en el trabajo, con más paro y con sueldos más pequeños, lo que hace que muchas personas no se les pase por la cabeza el comprar un inmueble.

Sin embargo, nosotros pensamos que a la larga, con los años, se prefiere tener una casa propia, una vivienda que puedas decir que te pertenece y que por lo tanto, puedes vivir tu vejez en este sitio, sabiendo que el día de mañana podrá ser pasada de padres a hijos sin ningún tipo de problema. De igual manera, te quitas de encima otra incertidumbre, que es la del propietario que desea vender el departamento y que por lo tanto, opta por echar a los inquilinos, dándole un pequeño plazo para que recojan sus cosas y haciendo de esta manera que la incertidumbre y el malestar social pueda crecer.

Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter