Consejos

Cómo se puede domotizar un cuarto de baño

La domótica se está introduciendo cada vez más en los hogares para hacernos la vida más fácil. Si te has decidido a instalarla en tu cuarto de baño en este artículo te contamos cómo puedes hacerlo de forma muy eficiente. Sigue leyendo para conocer cómo se puede domotizar un cuarto de baño con garantías para hacer tu experiencia de aseo y belleza mucho más eficiente y agradable.

Cómo se puede domotizar un cuarto de baño

Sin duda la domótica aporta muchísimas ventajas a nivel de eficiencia energética, de comodidad y de climatización al hogar. Sobre todo se aplica en el salón, en la cocina y en las habitaciones, pero también es posible utilizar todos sus beneficios en el cuarto de baño, como hemos podido contrastar en el siguiente texto de Cordopolis.es.

La domótica son el conjunto de tecnologías que permiten controlar y automatizar diferentes elementos en el hogar, o en este caso en el cuarto de baño. De esta manera los aseos se vuelven más cómodos, más prácticos, más eficientes energéticamente y también más seguros.

La domótica permite el intercambio de información entre los usuarios y los objetos que están conectados a la central para controlar cosas como la subida y la bajada de las persianas, la temperatura del agua o la intensidad de la luz mediante el panel central o directamente mediante cualquier tipo de dispositivo al que esté conectada esta red.

En el caso del cuarto de baño, en los últimos años han ido surgiendo novedades que permiten aplicar la domótica a este espacio en los hogares. Como sucede con el resto de habitaciones del hogar, la domótica permite un buen ahorro energético y una mejora en la calidad de vida de los usuarios. Por ejemplo, puedes domotizar tu cuarto de baño instalando retretes que subirán y bajarán la taza cuando entres o salgas del cuarto de aseo. Algunos de estos modelos se pueden conectar de forma eficiente con Alexa y con otros asistentes como el de Google.

Puedes también aplicar la domótica a tu cuarto de baño preparando tu aseo para que tire de la cadena de forma automática cuando deje de detectar movimiento.

Además también puedes domotizar tu cuarto de baño instalando inodoros que calientan la taza del váter mediante sensores. Esto puede parecer algo simple pero sin duda será una gran opción para hacer tu vida mucho más cómoda en los típicos días más fríos del año en los que sentarse en la taza del water se convierte en una tortura por lo congelada que puede llegar a estar.

También puedes aplicar la domótica a tu cuarto de baño en el lavabo, incluyendo sistemas automáticos de limpieza para mantener siempre tu aseo en óptimas condiciones sin tener que estar limpiándolo cada semana.

En las duchas, baños y grifos también es posible aplicar la domótica para reducir el consumo de agua instalando sensores de presencia. Asimismo, también puedes programar estos elementos para elegir la temperatura del agua que prefieras según la época del año en que te encuentres, y por supuesto programar de manera automática el encendido y el apagado del agua desde cualquier otro espacio de tu casa utilizando un dispositivo wifi.

También te interesará seguro el colocar espejos inteligentes, que te permitirán escuchar tu música preferida mientras te duchas o te das un baño, revisar tu correo electrónico mientras te maquillas e incluso ver una serie mientras te duchas.

Los secadores de mano no tienen por qué ser patrimonio exclusivo de los baños públicos sino que ahora es posible instalarlos en casa e incluirles detectores de presencia y de movimiento para poder secarte las manos rápidamente sin malgastar energía.

Si te estás planteando domotizar tu cuarto de baño los expertos coinciden en que por unos 1000 o 1500 euros puedes conectar diferentes dispositivos de tu aseo a la red global de la casa de forma práctica y eficiente para hacer tu vida más sencilla. Además, se trata de una inversión y no de un gasto porque en unos tres años habrás amortizado la inversión inicial y a partir de ahí el instalar la domótica en tu cuarto de baño te permitirá ahorrar en las facturas durante muchos más años.

Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter