Hogar

Cómo doblar calcetines y ahorrar espacio en los cajones

¿Cansado/a de que tus calcetines ocupen mucho espacio en tu armario y nunca encontrar los que quieres? Te presentamos los mejores consejos, tips y recomendaciones para que puedas doblar calcetines con las mejores garantías y ahorrar mucho espacio en tus cajones. A continuación vas a encontrar los mejores consejos para doblar calcetines y ahorrar espacio en tu armario.

Empareja los calcetines

Primero que nada tendrás que sacar todos tus calcetines del cajón o los que acabes de recoger del tendedero y quieras plegar para poder organizarlos con su pareja y plegarlos después con un cierto orden. Ten paciencia porque el proceso puede ser algo tedioso pero sin duda de esta forma te será mucho más sencillo el poder plegarlos después. Si tienes varios calcetines iguales, como por ejemplo los modernos y divertidos calcetines de We Are UO, no te preocupes porque al final encontrarás pareja para todos y si alguno no estuviera probablemente se te haya colado en otra lavadora así que guárdalo aparte para poder plegarlo después.

Dobla calcetines en saco

A continuación tienes varias formas para doblarlos una vez emparejados. La primera de ellas es doblar tus calcetines en forma de saco. Para ello tendrás que estirarlos uno encima del otro con el talón hacia afuera en forma de L. A partir de aquí bastará con estirarlos bien con tus manos para que te queden lisos y sea más sencillo doblarlos. Más o menos a mitad del talón los doblas en dos, aunque también podrías doblarlos en tres según lo largos que sean. Cuando ya tengas esto hecho tienes que envolver los calcetines y darles la vuelta para dejarlos bien doblados. Para ello tienes que coger el agujero de una de las esquinas del calcetín y usarlo a modo de bolsa para guardar ambos con cuidado. Así los calcetines quedan en una especie de paquete ocupando muy poco espacio. Se trata de la forma ideal de plegarlos para llevarlos de viaje, por ejemplo, pero existen otras opciones.

Técnica japonesa para doblar calcetines

Otra técnica que te encantará para doblar calcetines es la técnica japonesa que en los últimos tiempos se ha vuelto muy famosa gracias a Marie Kondo. Para ello tienes que estirar tus calcetines en dirección a las punteras. Si cuentan con costura es importante que queden rectas y la parte del talón debe quedar hacia arriba. Una vez tienes tus calcetines estirados coges uno y lo colocas encima del otro para formar una cruz. Entonces coges la puntera del de abajo y lo pliegas encima del que está arriba colocando la zona de los dedos por debajo del otro. Así, después cogerás el extremo del calcetín cuya punta has plegado y lo pliegas por encima. El siguiente paso es doblar la puntera del otro calcetín al centro y plegar también el extremo del otro calcetín. Entonces, cuando ya tengas un cuadrado simplemente tendrás que dar la vuelta a los calcetines y guardar las esquinas en la especie de paquete que habrá quedado. Después los giras por última vez y guardas los extremos suelos en la cama de fuera. Esta es la forma de doblar los calcetines en cruz preferida por los orientales. Aunque a primera vista puede parecer complicada es realmente eficiente para ahorrar espacio y guardar las piezas más delicadas de tu vestuario. Además, en cuanto le cojas el truco resulta muy práctica y podrás doblar tus calcetines rápidamente gracias a este truco.

Doblar calcetines en rollo

Por último, si lo prefieres, siempre puedes doblar tus calcetines en forma de rollo, como si se tratasen de un rollito de primavera. Es una forma interesante de ahorrar espacio pero sobre todo la recomendamos si vas a regalar unos calcetines divertidos y quieres presentarlos de una forma diferente y muy original. Además, doblando los calcetines en forma de rollitos podrás organizar mejor el cajón de la ropa interior ya que podrás encontrarlos antes y tenerlos localizados de forma mucho más visual.

Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter