Baño

Las 8 mejores almohadillas eléctricas

A veces por culpa de la mala postura trabajando, o porque nos pasamos muchas horas de pie, la espalda empieza a dolernos, aparecen las odiosas contracturas y nos sentimos que no podemos descansar correctamente. Con las mejores almohadillas eléctricas que te hemos seleccionado en esta ocasión, vas a tener la suerte de descansar como nunca, sintiendo un agradable calor en la espalda que te aliviará todos tus dolores. En este catálogo tenemos los productos con mejores opiniones para que puedas comprar un buen modelo a un buen precio.

Almohadilla eléctrica Beurer Basic 1

Queremos empezar con una almohadilla eléctrica de la marca Beurer, siendo en esta ocasión una que se encuentra dentro de la gama más básica, con un tamaño correcto, algo pequeña para nuestro gusto, pero que vendrá muy bien para calmar el dolor localizado con calor.

Es muy agradable cuando se toca, no provoca alergias y su superficie es transpirable. La funda de este producto podrá ser lavado, siempre y cuando no se haga a temperaturas superiores a 30 grados. Cuenta con tres potencias diferentes, para adaptar el calor a tu cuerpo, con un sistema que conseguirás la temperatura deseada en menos tiempo.

Ver en Amazon

Almohadilla eléctrica calor espalda y cuello

Otro de esos productos que va a realizar muy bien su trabajo, aunque pueda aparentar que el acabado no es lo profesional que buscas. Está hecho con lana de primera calidad, junto con otros materiales como el PVC que le dará ese aspecto y tacto tan característico. Se ha pensado para calmar los dolores musculares tanto de espalda como de cuello, aunque también será efectivo si se utiliza en otras zonas del cuerpo.

La funda que tiene se puede lavar, para que de esta manera siempre se encuentre el producto como nuevo. Para finalizar, y contando que tiene un precio bastante asequible, cuenta con tres niveles diferentes de temperatura junto con una potencia de 60W para ahorrar.

Ver en Amazon

Almohadilla eléctrica Bosch Relaxx Therm L

Este producto de Bosch cuenta con una de las mejores potencias dentro de esta gama de productos para entrar en calor, con 100W, consiguiendo de esta manera que el producto en tan solo unos segundos llegue a la temperatura deseada. Al igual que muchos de los productos analizados, tiene tres niveles de calor, para que puedas adaptarlo al que prefieras.

Si eres de los que no les gusta estos productos porque piensas que son poco seguros, en este modelo encontrarás hasta un sistema de protección que vale por tres, controlando las sobrecargas al momento y consiguiendo que el aparato se pare a la hora y media de su uso.

Ver en Amazon

Almohadilla Ufesa AL5528

Ufesa siempre ha sido y es una de las marcas en la que más personas confía y esto es debido a que consiguen ofrecernos unos precios realmente baratos en cada uno de sus productos, pero con todas las prestaciones que le pediríamos a los productos de gama alta.

Su sistema de protección te ayudará a sentirte más seguro con este modelo, y no solo se apagará al momento si nota un sobrecalentamiento, sino que también a los 90 minutos se apagará, para que puedas descansar tranquilo. Tiene una excelente potencia de 100W y una funda lavable de algodón muy suave y agradable.

Ver en Amazon

Almohadilla electrónica Beurer HK-25

Volvemos a tener ante nosotros un producto de la marca Beurer y te aconsejamos que aproveches las prestaciones de este modelo ya que no te arrepentirás. En primer lugar cuenta con un acabado en PVC, aunque a pesar de esto, es muy agradable gracias a su funda, haciendo que te sientas en todo momento bien y a gusto.

Podrás colocar la temperatura en tres niveles diferentes, tanto el más bajo para un calor más suave, hasta otros para dolores más intensos. Para asegurarte de que nada malo ocurre, se apaga a los 90 minutos, y debe ser encendido nuevamente para funcionar.

Ver en Amazon

Almohadilla eléctrica Ufesa sport

Otra de las almohadillas eléctricas de la marca Ufesa es la que te presentamos aquí. Ideal para aquellos deportistas que sienten al cabo del entrenamiento o del día, que necesitan aplicar calor a una zona que han entrenado y relajarla para que se recupere cuanto antes.

Se trata de un modelo que no es muy grande, ya que no llegará a sobrepasar los 40 centímetros en ninguno de sus lados, pero cuenta con una potencia de 100W más que útil para lo que deseas. Tiene una funda exterior de algodón decorada con diferentes motivos deportivos, y es posible seleccionar 3 niveles de temperatura.

Ver en Amazon

Almohadilla L2 Lujo Doble

Este producto se encuentra entre las mejores almohadillas eléctricas del mercado, ya que no solo cuenta con una excelente potencia, que llega hasta los 110W, sino que también tiene otra serie de características que te encantarán.

Para empezar, tendrás un controlador de la temperatura, pudiendo hacer que funcione en cuatro niveles diferentes, como también disfrutar de una funda acolchada y muy suave, que simplemente te encantará y notarás al segundo que se trata de un buen producto que merece la pena comprar. Se calienta al completo en tan solo 5 minutos, y sus dimensiones son perfectas.

Ver en Amazon

Almohadilla electrónica cervical

Para terminar, tenemos un aparato que cuenta con el llamado sistema de calentamiento ultrarrápido, con el que en tan solo unos minutos podrás disfrutar a máxima temperatura de tu almohadilla. Tiene un tamaño aceptable, no es de los más grandes que hemos analizado, pero tampoco es muy pequeño, por lo que viene bien para guardar en el cajón mientras que no se utiliza.

El control de temperatura lo harás por medio de una pantalla de última generación LED, consiguiendo ver en cifras la temperatura y ajustarla al calor deseado. Por otro lado, y al igual que el resto, puede lavarse la funda siempre que no se haga a más de 30 grados y se apaga automáticamente a la hora y media.

Ver en Amazon

Consejos para comprar la mejor almohadilla eléctrica del mercado

Cuando realizamos deporte constantemente estamos poniendo el cuerpo en tensión que, a pesar de que es bueno para nuestra salud, también a veces por una mala postura o un sobrecalentamiento, se nos crean las famosas contracturas, algo que también suele ocurrir cuando trabajamos durante mucho tiempo en una misma postura. Para paliar los dolores y reducir las contracturas, las almohadillas eléctricas para la espalda son la mejor solución para aquellas personas que no quieren gastarse grandes cantidades de dinero en un fisioterapeuta.

Para empezar, lo que tienes que saber es que a pesar de que estas almohadillas han sido confeccionadas para ser usadas en la espalda, y muchos de los modelos que te presentamos son así, con una estructura que facilita este uso, es cierto que también puede utilizarse para otras partes del cuerpo, siendo por ejemplo muy útil para aquellas mujeres que sufren grandes dolores menstruales, calmándole dicho dolor. Por eso, es aconsejable que si quieres un modelo más versátil, busques aquellos que son más grandes o que no son rígidos, es decir que no tengan un aspecto para colocarlo a la espalda, ya que de esta manera podrás aprovecharlo como una manta térmica.

Almohadilla eléctrica barata

La potencia en estos productos como has podido ver es bastante similar, siendo la tónica general los 100W, aunque existen también otros que consumirán mucho menos y otros que lo harán más. Esta variación va a hacer que los que tengan menor potencia, o calienten mucho menos o para entrar en calor, necesiten mayor tiempo. En el caso de los más potentes, ocurriría lo contrario, que es capaz de calentar en el menor tiempo posible. En estos casos lo que tienes que saber es que es importante que decidas con sabiduría, si no te importa esperar demasiado y quieres ahorrar algo de dinero, puedes comprar el modelo más básico, y si quieres efectividad, tendrás que comprar una almohadilla eléctrica de buena calidad. Nuestro consejo es que compres productos que sean efectivos y tengan una buena potencia, pero que el precio no sea excesivo.

Otro de los puntos fuertes es la selección de la temperatura por medio de unos controles que consiguen que pueda producir más o menos calor el modelo. En general, tendrás tres niveles diferentes, el primero contará con una temperatura muy estable y suave, que prácticamente no se notará pero que dará una sensación muy agradable, el segundo que subirá algo más la temperatura, y el último que ya son casos más extremos en los que se necesita aplicar calor rápido para bajar la contractura.

Las fundas deben ser muy suaves y con la posibilidad de lavarlas en la lavadora. Esto es un punto que a veces podemos pasar por alto, pero es muy recomendable, ya que con el uso, puede ocurrir que el calor produzca sudor y este acabe adherido a las fundas y por lo tanto, huelan mal. Lavar la funda es algo que debe poderse hacer, pero para hacerlo, tienes que mirar bien las indicaciones de los fabricantes que te dirán los pasos que deberás seguir sin riesgo ni para ti ni para el propio producto.